enviar
        
buscar
20/06/2006  nº:93
26/05/2006  nº:92
18/05/2006  nº:91
11/04/2006  nº:90
03/04/2006  nº:89
31/03/2006  nº:88
24/03/2006  nº:86
23/03/2006  nº:85
15/02/2006  nº:84
01/02/2006  nº:82
24/11/2005  nº:81
02/08/2005  nº:79
30/06/2005  nº:77
14/06/2005  nº:76
09/06/2005  nº:75
12/11/2004  nº:70
08/11/2004  nº:69
28/10/2004  nº:68
14/09/2004  nº:67
22/07/2004  nº:66
05/07/2004  nº:65
10/06/2004  nº:64
21/05/2004  nº:63
14/05/2004  nº:62
07/05/2004  nº:61
28/04/2004  nº:60
19/04/2004  nº:59
31/03/2004  nº:58
12/03/2004  nº:57
04/03/2004  nº:56
23/02/2004  nº:55
11/02/2004  nº:54
28/01/2004  nº:53
12/01/2004  nº:52
22/12/2003  nº:51
15/12/2003  nº:50
09/12/2003  nº:49
01/12/2003  nº:48
21/11/2003  nº:47
17/11/2003  nº:46
07/11/2003  nº:45
31/10/2003  nº:43
30/10/2003  nº:41
27/10/2003  nº:36
10/04/2003  nº:35
14/02/2002  nº:34
25/01/2002  nº:33
08/01/2002  nº:31
03/01/2002  nº:30
19/12/2001  nº:29
14/12/2001  nº:28
05/12/2001  nº:27
30/11/2001  nº:26
19/11/2001  nº:24
08/11/2001  nº:22
31/10/2001  nº:21
18/10/2001  nº:20
15/10/2001  nº:19
03/10/2001  nº:18
28/09/2001  nº:17
21/09/2001  nº:16
11/09/2001  nº:15
20/07/2001  nº:14
22/06/2001  nº:13
15/06/2001  nº:12
25/05/2001  nº:10
24/05/2001  nº:9
04/05/2001  nº:8
23/04/2001  nº:7
04/04/2001  nº:6
26/03/2001  nº:5
16/03/2001  nº:4
09/03/2001  nº:3
18/01/2001  nº:2
29/11/2000  nº:1
 
buscar
asired tienda on-line
asired e-reseller compaq
breogan.com

 
>>19/11/17 
     
 
El cerebro humano es capaz de impulsar un brazo robótico
La posibilidad de controlar extremidades robóticas mediante el poder de la mente, como si fueran nuestros propios brazos o piernas, está cada día más cerca. Según el último estudio, que se anunció ayer, un conjunto de electrodos implantado en el cerebro es capaz de recoger las señales neuronales necesarias para manejar estos dispositivos robóticos. El sistema, que tardará aún años en estar listo, permitirá que las personas paralíticas puedan mover sus prótesis con la única ayuda del pensamiento.

El equipo de Miguel Nicolelis, de la Universidad de Duke, presentó ayer los resultados de su última investigación, que prueban que este mecanismo de control mental de prótesis podrá funcionar algún día con humanos. De hecho, el sistema ya ha dado buenos resultados con animales, según demostraron los experimentos con monos macacos que publicó en septiembre de 2003 el científico español José Carmena, neurobiólogo del laboratorio de Nicolelis.

Ahora se ha dado un paso más al analizar las señales neuronales que transmiten los humanos cuando están moviendo objetos. El estudio, que será publicado próximamente en la revista especializada Neurosurgery, indica que estos impulsos cerebrales ofrecen la suficiente cantidad de información como para controlar a capricho una prótesis robótica.

ENFERMOS DE PARKINSON

Para llegar a esta conclusión se ha necesitado la colaboración de un grupo de enfermos de Parkinson que se ofrecieron a participar en el estudio mientras pasaban por una operación que requiere un implante de electrodos.

Mientras un cirujano les estimulaba el cerebro con estas piezas eléctricas, los pacientes tenían que estrujar una pelota para mover un cursor en una suerte de videojuego. Los implantes de electrodos se usan en medicina para aliviar el temblor y otros síntomas del Parkinson, pero en esta ocasión permitieron a los científicos observar qué clase de señales relacionadas con el movimiento se pueden transmitir mediante este sistema, que algún día servirá para usar prótesis robóticas.

El único problema es que la operación, durante la cual el enfermo permanece totalmente despierto, tan sólo dura unos minutos. «Si tuviéramos más tiempo, los voluntarios acabarían controlando el cursor sin necesidad de apretar la bola, igual que hicieron los monos», tal y como explicó a EL MUNDO José Carmena. En cualquier caso, los resultados obtenidos «indican que la técnica funciona también con humanos», lo que permite tener esperanzas sobre sus futuras posibilidades médicas. Según recuerda este investigador, «el escenario final es que un paciente controle el brazo robótico».

Un prototipo completo de esta prótesis mental podría estar listo «en los próximos dos años», según aventuró a este diario Miguel Nicolesis. Además, el mecanismo también podría ser útil para las personas que han perdido la capacidad de hablar, como los pacientes del mal de Lou Gehrig, la enfermedad que sufre Stephen Hawking. En estos casos, el mecanismo podría «utilizar señales de las áreas del cerebro que permanecen sanas para generar signos de comunicación, e incluso voces sintetizadas», afirma Nicolelis.

Por otra parte, esta clase de estudios sirven para conocer mejor los mecanismos del cerebro. Así, en este caso los electrodos se han implantado en el tálamo cerebral, una zona distinta a la utilizada en los experimentos con macacos y de la que no se esperaba recibir mucha información relativa a los movimientos corporales. Sin embargo, los estudios de Nicolelis y su equipo muestran que las neuronas del tálamo también están involucradas en las actividades motoras. Al menos, lo suficiente como para mover un brazo robótico, según las predicciones que ha realizado Carmena. Tras estos buenos resultados, los científicos están pendientes de que las autoridades estadounidenses autoricen próximas investigaciones con personas paralíticas.

Además, distintos equipos de todo el mundo «están realizando numerosos trabajos para intentar averiguar si es posible emplear un método no invasivo», es decir, que no requiera implantes quirúrgicos. De hecho, ayer mismo se presentó en Gran Bretaña un sistema que permite controlar videojuegos mediante las señales cerebrales que transmite un gorro de electrodos. El ingenio, que ha sido desarrollado en la sede del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Dublín, Irlanda, podría ayudar a las personas con parálisis a moverse o comunicarse.

FUENTE | El Mundo Digital
Autor: Angel Diaz
© asired servicios telemáticos S.L. C/Progreso, 36 4º-A 36202 Vigo Tel.:986 44 34 91 Fax: 986 44 32 94 mail : info@asired.es