enviar
        
buscar
20/06/2006  nº:93
26/05/2006  nº:92
18/05/2006  nº:91
11/04/2006  nº:90
03/04/2006  nº:89
31/03/2006  nº:88
24/03/2006  nº:86
23/03/2006  nº:85
15/02/2006  nº:84
01/02/2006  nº:82
24/11/2005  nº:81
02/08/2005  nº:79
30/06/2005  nº:77
14/06/2005  nº:76
09/06/2005  nº:75
12/11/2004  nº:70
08/11/2004  nº:69
28/10/2004  nº:68
14/09/2004  nº:67
22/07/2004  nº:66
05/07/2004  nº:65
10/06/2004  nº:64
21/05/2004  nº:63
14/05/2004  nº:62
07/05/2004  nº:61
28/04/2004  nº:60
19/04/2004  nº:59
31/03/2004  nº:58
12/03/2004  nº:57
04/03/2004  nº:56
23/02/2004  nº:55
11/02/2004  nº:54
28/01/2004  nº:53
12/01/2004  nº:52
22/12/2003  nº:51
15/12/2003  nº:50
09/12/2003  nº:49
01/12/2003  nº:48
21/11/2003  nº:47
17/11/2003  nº:46
07/11/2003  nº:45
31/10/2003  nº:43
30/10/2003  nº:41
27/10/2003  nº:36
10/04/2003  nº:35
14/02/2002  nº:34
25/01/2002  nº:33
08/01/2002  nº:31
03/01/2002  nº:30
19/12/2001  nº:29
14/12/2001  nº:28
05/12/2001  nº:27
30/11/2001  nº:26
19/11/2001  nº:24
08/11/2001  nº:22
31/10/2001  nº:21
18/10/2001  nº:20
15/10/2001  nº:19
03/10/2001  nº:18
28/09/2001  nº:17
21/09/2001  nº:16
11/09/2001  nº:15
20/07/2001  nº:14
22/06/2001  nº:13
15/06/2001  nº:12
25/05/2001  nº:10
24/05/2001  nº:9
04/05/2001  nº:8
23/04/2001  nº:7
04/04/2001  nº:6
26/03/2001  nº:5
16/03/2001  nº:4
09/03/2001  nº:3
18/01/2001  nº:2
29/11/2000  nº:1
 
buscar
asired tienda on-line
asired e-reseller compaq
breogan.com

 
>>21/11/17 
     
 
La necesaria definición de las áreas esenciales del desarrollo tecnológico en España
El grupo de expertos reunidos en el Observatorio Tecnológico de Expansión resalta la importancia de seleccionar con sumo cuidado los sectores esenciales por los que apostar de cara al desarrollo tecnológico de nuestra economía.

El Observatorio Tecnológico de Expansión ha analizado los criterios básicos para definir y priorizar las áreas esenciales a medio y largo plazo para el desarrollo tecnológico español.

El debate se ha centrado en la conveniencia de seleccionar los diversos sectores básicos para el desarrollo tecnológico basándose en cinco ejes de optimización, como son el aumento de la productividad, la mejora en la innovación en los productos, mejores prácticas en los negocios, incremento de la eficiencia energética y calidad medioambiental.

Al surgir de estos ejes una serie de plataformas tecnológicas, en opinión de Pedro Rivero, vicepresidente de Unesa, "un primer aspecto a tener en cuenta es considerar que hay desarrollos tecnológicos que no son competitivos sino cooperativos, y en consecuencia, estos no se deben limitar por su tamaño sino por sus características".

Por ejemplo, señala Rivero, "en algunas de las plataformas tecnológicas que se plantean para un futuro desarrollo, algunas empresas sectoriales no va a ser líderes. Las nuevas tecnologías pueden ampliar y ensanchar el campo competitivo".

Carlos Galdón, presidente de Avanzalia Energías Renovables, considera que desde la perspectiva española empezaría "primero por centrarnos en que áreas está la mayor dependencia de España en su balanza de pagos y cuales son las primeras necesidades desde este punto de vista en innovación tecnológica. Además existen áreas específicas que son importantes por sí mismas como el medioambiente, el sector aerospacial, la biotecnología, la salud, las comunicaciones, o la agricultura desde el punto de vista de la biodiversidad". Para Juan Urrutia, presidente del Consejo Editorial de Expansión y Actualidad Económica, en este debate es importante que a la hora de plantearse las prioridades de innovación tecnológica se tengan en cuenta factores económicos, como por ejemplo, los sectores en los que España tiene ventajas competitivas o aquellas áreas cuyo desarrollo proporcionaría a nuestro país más seguridad nacional desde el punto de vista económico o desde el de la dependencia energética.

Otro criterio de análisis que apunta José Antonio Garrido, vicepresidente de Cotec, podría ser el de las plataformas tecnológicas y las demandas sociales, basado en un estudio de las tecnologías subyacentes derivadas de los temas y problemas que presentarán una mayor demanda social y de los sectores de alto impacto.

DEMANDA SOCIAL

Este enfoque parece adecuado en opinión de Manuel Sastre, vicepresidente de Hewlett Packard España ya que "el objetivo del desarrollo tecnológico puede ser doble: por un lado responder a una serie de inquietudes de los ciudadanos y por otra puede ser también la inquietud de hacer una sociedad mejor". Para Javier Madariaga, presidente de Tecnalia, hay que tener en cuenta nuestra realidad en Europa y el hecho de que existen programas tecnológicos comunitarios. "El camino puede ser triple: en primer lugar analizar lo que ya tenemos y lo que estamos haciendo, ver en qué programas y líneas somos suficientemente fuertes. En segundo lugar, allí donde ya estemos trabajando, seguir la corriente que marca Bruselas y dedicarse a los grandes proyectos, constituyendo o participando en redes de excelencia. Y en tercer lugar, contar con los agentes locales que ya están desarrollando tecnología en España, como ocurre en los clusters tecnológicos vascos".

Aurelia Modrego, directora del Laboratorio de Análisis y Gestión del Cambio Técnico de la Universidad Carlos III, considera además como otro punto de vista importante el que la priorización se produzca también desde la estrategia de captar los mayores recursos posibles procedentes de la Unión Europea. Además, esa captación debe estar orientada para que sean las empresas las que lleven adelante la mayor parte de estas tareas tecnológicas.

EL NIVEL DE LAS PYMES

Sin embargo, desde una visión de desarrollo tecnológico puro, en el proceso de definición de tecnologías conviene distinguir dos ámbitos muy diferenciados: tecnologías que se desarrollan y tecnologías que se utilizan, según señala Manuel Sastre.

Igualmente, Sastre indica que debe diferenciarse también dos niveles tecnológicos distintos: el mínimo al que debe aspirar un país o una economía, frente a aquel activo diferencial que te hace tener o mantener una ventaja competitiva respecto al resto. A este respecto, Sastre considera que es necesario escuchar también el punto de vista de la pequeña y mediana empresa para que la definición de áreas de desarrollo tecnológico no quede totalmente sesgada por la opinión de los grandes grupos industriales. Al mismo tiempo se debe analizar el nivel concreto que se alcanza respecto a las tecnologías de la información en las empresas españolas, particularmente en las pymes.

FUENTE | Expansión
© asired servicios telemáticos S.L. C/Progreso, 36 4º-A 36202 Vigo Tel.:986 44 34 91 Fax: 986 44 32 94 mail : info@asired.es